Chihuahua

Mi ruta por Chihuahua

Alrededor del impresionante estado de Chihuahua

02/08/16 Chihuahua

De Bahuichivo a Choix

De Bahuichivo a Choix

Atravesando la Sierra

El reto más grande hasta ahora ha sido el de atravesar la sierra para llegar a Sinaloa. Un recorrido de apenas 180 kilometros con unos 120km de terracería pero con subidas de hasta 22.7% de gradiente, donde el camino esta en pésimas condiciones. Me llevó cuatro días el recorrer esa distancia.

30 de Julio de Bahuichivo a Cieneguita de Trejo

Vista desde la primer subida de Cerocahui

Salida de Bahuichivo a las 9:00 am con rumbo a Cerocahui para subir a la tan anelada mesa de Arturo, ya que durante mi viaje oí mucho hablar de esa subida pensando que sería lo más duro que iba a enfrentar en ese trayecto del viaje.

Perfil Bahuichivo Cieneguita de Trejo

Como se puede apreciar en el perfil a la subida de la Mesa de Arturo nos encontramos con gradientes de hasta el 20%, el camino de terracería está muy accesible a pesar de todo, aunque hay que esforzarse mucho para subir esas rampas y evitar caerse.

Mesa de Arturo

Antes de llegar a la mesa de Arturo está la desviación hacia Urique. Hay un mirador rumbo a Urique bajando unos 3 o 4 km para llegar a él donde dicen se ven unas barrancas muy bonitas.

Entrada a la Mesa de Arturo

Pero todavía me faltaba camino por andar y las subidas con esos gradientes absorben mucha energía. Afortunadamente en la mesa de Arturo me recibieron con café y galletas.

Camino a Cieneguita observando la Mesa de Arturo

Tenía la idea de que después de la mesa de Arturo el camino sería más cuesta abajo, pues es el punto más alto del camino. Sin embargo todavía hay mucha subida con porcentajes de gradientes muy altos así que el único pueblo disponible que hay es en Cieneguita de Trejo por lo que se recomienda pernoctar ahí.

A Cieneguita de Trejo

Los mineros son muy amigables y al verme con intenciones de acampar en un campito donde había pedido permiso de poner mi carpita me invitaron a sus barracas donde pude bañarme, calentar mi comida y hasta dormir.

31 de Julio de Cieneguita de Trejo a Tubares

Amanecer saliendo de Cieneguita de Trejo

Después de un rico desayuno de menudo invitado por los mineros fui saliendo a las 9:30 am rumbo a Tubares. Como se aprecia en el perfil de la ruta ahora sí hay mucha bajada, pero bajadas con gradientes de -22% y -25% con mucha laja y piedra suelta, imposible bajar a buena velocidad además de que los rines se calentaban mucho y los brazos se cansaban de tanto poner los frenos.

Parecía una ruta sencilla, sin embargo las cámaras no aguantaron la temperatura de los aros y reventaron un par de veces. Una de las pannier salio volando pero todavía seguía funcionando.

Cieneguita de Trejo - Tubares

El pueblo de Tubares se ve a la distancia, en una de esas interminables bajadas, parece que ya se está cerca pero el camino sigue y sigue, una curva aquí, otra allá y ahora parece que uno se aleja del destino… de Cieneguita a Tubares son tan sólo 40 km pero… ¿por qué tardo tanto en llegar? Por fin el rio Tubares aparece interponiéndose en el camino, hay que mojarse, es tan sólo un enorme arroyo que parece rio pero como sea hay que mojarse. Por fin el puente muy estrecho para cruzar ahora sí el río Tubares y tener acceso al pueblo de Tubares. Pero el pueblo es tan sólo una ilusión, un pueblo fantasma habitado por sombras, huellas de dolor, un pueblo abandonado, es lamentable el espectáculo. Parece que uno de los miembros del pueblo se volvió un cabecilla importante en el narcotráfico y enloqueció con el pequeño poder que se hizo… y como todos los de esa especie, termino muerto a manos de su propia gente que ya no aguantó más tanta violencia e injusticia. Ahora poco a poco regresan sus habitantes, esperemos que en unos años vuelva a ser un pueblo con vida. Mientras tanto, más vale que llegues con víveres, el lugar está a tan sólo a poco menos de 300 mts de altitud a nivel del mar, así que el calor se siente de manera increíble y más después de haber estado a 2,400 mts de altitud.

Acampada en Tubares

31 de Julio Tubares a La Culebra

Tubares a La Culebra

Salida 8:00 am, se inicia con subida, 6 km nada amigables, había que pasar al otro lado de los cerros mientras los surucuás silbadore, las guacamayas y cotorras daban su concierto matutino, el corazón parecía entrar en sincronía con el concierto de la aves, como si se quisiera salir del cuerpo bombeando a todo lo que daba.

Subida inicial saliendo de Tubares

Luego la bajada, un alivio para las piernas y la vista del río tubares que pasa a un lado de la carretera. Una de mis preocupaciones es la de que se me había acabado el agua pero una persona en Tubares me informó que había un ranchito al que podía pedirla. Después de un rato apareció el ranchito, pedí agua, pude llenar dos botellas y ahí me informaron que el camino estaba lleno de arroyos con agua limpia. Ya tranquilo continué el camino.

Río Tubares

Y sí, el camino esta lleno de arroyos y pequeñas subidas con porcentajes de gradientes altos. El agua es deliciosa, transparente, muy limpia. Llené mis botellas, en total seis litros.

Arroyos rumbo a La Culebra

Después el terreno empieza a cambiar, hay partes muy arenosas donde la llanta se entierra y no es posible pedalear, hay que empujar. Es muy difícil porque aún empujando la bicicleta no avanza mucho así que no es mucho lo que se puede caminar. Entonces se llega a La Culebra, una subida con 1000 metros de elevación. laja suelta, piedras filosas y sueltas y arena componen el camino además de gradientes hasta del 22% cualquier error y… suelo, me he caído seis veces y una vez que te caes con esos gradientes y el peso de la bicicleta (unos 60 kg) es imposible volver a pedalear hasta encontrar gradientes más accesibles y empujar la bici en esas condiciones es el trabajo de Prometeo.

Una de las seis caídas

Y hablando de Prometeo aquel ser mítico condenado a empujar una piedra enorme cuesta arriba por una montaña hasta la cima, y una vez ahí la piedra caía rodando hasta el inicio, desde donde debía recogerla y empujarlo nuevamente hasta la cumbre otra vez y así indefinidamente, bueno pues cuando alcance finalmente la cima de la montaña y empecé a decender con mucha alegría pensando que bajaría hasta Choix… una de mis maletas salió volando, el sistema de agarre de las Vaude es malo, ya lo había leído en las reseñas a los equipos que se hacen pero no lo creí, normalmente las empresas Alemanas hacen equipos robustos y resistentes, pero esta vez fallaron. Enganche la maleta nuevamente con unos resortes que tenía para sujetar una rueda usada de refacción que llevaba, la cual tuve que abandonar para poder usar los resortes con la maleta y sujetarla con más refuerzos para que no se volviera a caer, descendí con más cuidado y muy despacio, una vez en el plano continué mi camino, había muchas vacas que al verme pegaron la carrera muy asustadas, luego de un rato cruce un arroyo de tamaño considerable, empezaba a oscurecer y en una curva lo que vi me dejó boquiabierto. Era una segunda subida, la segunda subida de La Culebra, pero esta ¡era aun mayor! No lo podía creer, además empezaba a llover y a oscurecer.

Acampada en La Culebra

Empece a subir pero buscando donde acampar, avance unos pocos kilometros subiendo y encontré un pequeño lugar en un acantilado donde cupo la bici, maletas y mi carpa de acampar. Llovía, estaba oscuro, cociné dentro de la casita de acampar… no tenía mucha comida pero tenía couscous lo que me salvo la tarde.

En La Culebra

1 de agosto La Culebra a Choix

La Culebra a Choix

4:30 am preparando desayuno (el chocolate que quedaba con la avena que quedaba). Llovió toda la noche por lo que levante la casita totalmente mojada. Tenía que apurarme, estaba sobre un hormiguero y pronto empezarían su actividad. También estaba cerca de un árbol con un panal de abejas. Conforme amanecía, entre las mosquitas, moscos, abejas y hormigas me hacían el estar imposible. Aun así, logré salir de ahí a las 6:30 am.

Ya con el descanso me sentía recuperado, pude terminar de subir como a las 10:00 am y empezar el descenso. Entre vacas, arrieros armados y gente de ranchitos a las que le pedía agua salí de la sierra como a las 2:00 pm y con ello termina la terracería también. Después de todo ya me había acostumbrado a los diferentes tipos de suelo, subidas, mosquitas, cambios de clima. Voy a extrañar la maravillosa sierra Tarahumara.

Salida de la sierra y termino de la terracería
0 likes 10 responses
1 2 3 4 8